martes, 8 de septiembre de 2009

Silencios


Los que me leen saben que me gusta el silencio, no ha sido un amor de hoy para mañana, ha surgido poco a poco. Los años me hicieron comprender que para escuchar a Dios, a tu alma, a tu corazón, como tú lo quieras llamar, necesitas silencio y paz, sólo así puedes escuchar esa voz interior, que nos habla a todos, pero que si tenemos mucho ruido, es imposible de oír. Esos momentos de silencio, me gustan, pero hay otros que no tanto. En mi vida normal, soy bastante habladora, y he aprendido que cuando tienes una pena o una alegría, lo mejor que puedes hacer es contarla. Si es una pena y la cuentas, es como si disminuyera de tamaño, y si es una alegría ¿a que esperas para compartirla? Tus amigos se alegrarán contigo y cada vez te sentirás más contento.
En una época de mi vida soporté muchos silencios, cuando preguntaba el por qué de los mismos, siempre había la misma disculpa, dolor de cabeza. Hoy en día esos silencios no los soporto, no los quiero. He disculpado muchos porque cuando quieres de verdad a una persona amiga, si ésta vuelve, es como el hijo pródigo, le recibes con los brazos abiertos. Pero yo me pregunto si esas personas a la que nosotros queremos y ellas guardan silencio. ¿No le importa si nosotros sufrimos por no saber nada de ellas? Por desgracia, me ha ocurrido varias veces en el mundo real y en el virtual. En el real, aunque me apene mucho su mutismo, me entero de que está bien y eso me tranquiliza. Pero a los que no vemos, esos me preocupan más. En fin, no quiero cansarles. Me van a tener que disculpar, he tenido unos días malos y raros. Ahora voy a ver a un familiar que está hospitalizado desde ayer. Debo muchas visitas, me pondré al día tan pronto pueda. Lo siento pera ya no sé estar sin ustedes. Besitos.

8 comentarios:

  1. No cansarías ni aunque te lo propusieses jaja, no tienes esa capacidad. Te entiendo perfectamente,todo el mundo necesita su espacio, su silencio de vez en cuando pero también es cierto que cuando alguien a quien aprecias se encierra en él, se hace también dificil para tí. No estoy segura pero creo que por ahí hoy también estáis de celebración? Espero y deseo una pronta mejoría para ese familiar y por las visitas, tranquila, sabemos que estás, sabes que estamos : ) Y cierto que ésto es un enganche jaja, cuántas veces por la calle ves algo y piensas:"anda lo que le gustaría ésto a..." XD
    Yo cada vez que veo una nube...ya sabes ; )
    Una montaña de besos mami. TK

    ps: eres tú la de la foto verdad? anda que no es bonito ni nada ese sitio!!!

    ResponderEliminar
  2. Creo que tenemos que aprender a asumir los silencios de los demás en este mundo virtual.
    Piensa que este mundo no lo es todo para las personas, que es sólo una parte de nosotros, y que a veces necesitamos ocuparnos más de otras cosas importantes. Tanto o más que esta.
    Al fin y al cabo todos estamos de paso, en la vida real y aquí. Es más, creo que cuando aprendemos que los demás no siempre van a estar, somos más felices. Hay que disfrutar de todo cuando está, cuando existe.
    Aunque creo que te refieres a algún caso en particular que te ha afectado lo suficiente como para mencionarlo. De eso no puedo comentarte nada...

    Me dan ganas de pasear por tu foto!


    Un besito


    Lala


    P.D. Espero que tu familiar esté bien.

    ResponderEliminar
  3. Hola Pepi... hoy aprendi algo nuevo que a decir verdad me hiciste recordar algo que habia aprendido y lo deje en el olvido !!

    Sabias palabras mujer de verdad.Cuando hay alguna pena y sale al exterior como que pesa menos y cuando se trata de una alegria toma mas valor esa dicha :) aunque claro como dice Shao a veces uno simplemente quiere callar y aislarse un momentito para estar solos y mimarse uno mismo. Tambien es muy valido. Un enorme abrazo :)

    ResponderEliminar
  4. Se comprende. A veces el silencio nos hace trampas y en lugar de tranquilizarnos y ayudarnos a reencontrarnos nos termina tejiendo redes donde caemos por la incomprensión de quienes por maldad u omisión se callan.

    un abrazo!
    espero que logres salir del pozo.

    ResponderEliminar
  5. Disculpada estas, jeje. Yo como tú, también soy un gran amante de los silencios, pero de los buenos ehh, de esos que llenan y cargan las pilas del alma. Tan solo en silencio puede uno escucharse a la perfección.

    Espero que se recupere ese familiar hospitalizado y que pasen pronto esos días raros.

    Un abrazo Pepi

    ResponderEliminar
  6. Estoy contigo.
    No sé porque, pero cuando te leo, me veo.

    Espero que los dias malos pasen, y vuelva la brisa del silencio querido, no del no entendido.

    Un petonet amiga, que se mejore tu familiar.

    ResponderEliminar
  7. siento mucho que estes asi pepi...debe de ser algo contagioso...yo tampoco estoy "fina"...
    y tambie como tu...no sé estar sin los amigos que estan detras de la pantalla como tu...
    un beso corazon...cuidate y sobre todo
    animateeeee...¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  8. Es más fácil perderle el rastro a las personas en este mundo virtual porque el medio condiciona muchas cosas, sobre todo debido al tema de las distancias y de que la única herramienta que en general nos vincula es la PC. Eso en cuanto a la parte objetiva del tema ... respecto a lo sibjetivo, a veces las personas se distancian de Internet por diversas razones, pero no significa que por eso hayan cortado todo lazo con nosotros (puede que sí, puede que no), tal vez el silencio al que te referís implica la incomodidad de la incertidumbre, a veces es preferible saber que no vamos a ver nunca más a alguien, que tener la duda de qué le habrá pasado, pero creo, como dice Lala, que es algo a lo que nos tenemos que amoldar -al menos en este medio, en Internet-. Espero que las cosas mejoren y que tu familiar, el que comentás que está internado, esté evolucionando bien. Besos Pepi!!
    http://valesicur.wordpress.com

    ResponderEliminar