jueves, 7 de octubre de 2010

Raphael, su serie.

La semana pasada omití decir que el miércoles, al pasar por el pasillo escuché en la tele a Raphael, no tenía ni idea que habían hecho una serie sobre su vida, me gustó el actor que interpretaba el papel de él, y me quedé a verla, al final hubo una entrevista con el cantante, donde explicó que él había supervisado la serie. Me admiró la valentía al contar detalles que muchos ignorábamos. Esta noche me he sentado a verla desde el comienzo, les soy sincera, me ha emocionado, sobre todo el final, cuando él con su propia voz da las gracias a todos, en especial al donante, y termina diciendo que esa es una palabra de las más hermosas, DONANTE. Después de acabar he visto que hay varios periodistas, algunos que me caen bien, y otros que detesto por chismosos. Así que me he venido a mi rinconcito, he buscado en mi adorado Spotify a Raphael, y en estos momentos le escucho, mientras escribo, paso de escuchar chorradas. Mi humilde opinión es que la serie ha estado muy bien, los actores fantásticos, y poco me importa lo que opine la critica, ya que últimamente no coincidimos en nada, por ahora sólo me llevo más o menos con el critico de cine Juan Pando. Es curioso critican todo lo que más o menos es pasable, y no dicen nada de la tele-basura que nos bombardea continuamente. De Raphael poco hay que decir, yo creo que a todos nos conquistó con la canción del Tamborilero, aquella navidad del año de María Castaña. A partir de ahí gustó o no gustó, pero a nadie dejó indiferente. En este momento escucho el disco ¡Viva Raphael! están la mayoría de sus éxitos, todas canciones muy bonitas.

En lo que estoy totalmente de acuerdo es en lo que dijo al final. Desde hace mucho he querido hacerme donante de órganos pero como ando algo averiada, no sé si se podrá aprovechar algo. Pero lo que si tengo claro es que por mucho que nos duela, es maravilloso que otra persona pueda vivir gracias a un órgano que a ti no te sirve para nada.

Esto ha salido sin pensarlo mucho. De todas formas, creo que mejor hablar de él, que de otras cosas no tan agradables que leemos a diario, y encima no tienen un final feliz.

Ustedes procuren serlo y de paso piensen en lo de hacerse donante.

Buen fin de semana y feliz puente.

La canción que elegí es porque con ella acabó de volver locos a los que se metían con su tendencia sexual, cosa que no le importa a nadie.

10 comentarios:

  1. Mi Mami, me gusta Raphael, me gustaba como en los escenarios hacia todas esas exageraciones al cantar, no he visto la serie, pero la buscaré y la veré, quiero enterarme de más cosas, siempre he pensado que tenía que ser un hombre muy interesante.
    Yo no soy donante, pero lo tengo dicho, que si me muero, que aprovechen todo lo posible de mi y luego que me quemen. Pero creo que se ha de dejar escrito, cosa que pienso hacer.
    Gracias por ser y estar.
    TQM
    Petonets

    ResponderEliminar
  2. UYYY, SI ESTA POR ACA ANITA TAMBIENNNN
    A MI NO ME GUSTA RAFAEL...
    PERO PERO M ENCANTA QUE A USTEDDES LAS ENCANTA...¡HASTA AHI PODRIAMOS LLEGAR!!!
    BESOSSSSSSS.

    ResponderEliminar
  3. Mi madre también vio la serie, yo no, solo la escuché de lejos y vi los comienzos, cuando estaban en el hospital y le daban esas convulsiones. Yo es que veo eso en la tele y me descoloco, ya solo con jeringas, asi que imagínate si veo cosas más fuertes, jeje. Y no me quedé a verla. Pero, desde luego, lo de donar un órgano tiene que ser duro. Por un lado, estás triste porque se te murió alguien y, por otro, tienes fuerzas suficientes como para donar partes de su cuerpo y, así, hacerse a la idea de que vive en otro cuerpo o de que has dado vida. Es admirable la gente que hace eso.
    Un abrazo¡

    ResponderEliminar
  4. raramente veo telvisión, sólo telediarios, ni series y raramente películas que mutilan con tanta publicidad
    Rafael me suena a luchador y hombre honesto y amante de su familia.
    Pepi, estoy en worldpress y además la he dejado abierta, animáte y pasa alguna vez a visitarme.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Hola Pepi
    Paso a desearte que pases un hermoso fin de semana, un beso grande,
    Sandra

    ResponderEliminar
  6. Pepi,si tu supieras a la edad de 14 años,cómo me entusiasé con Raphael¡Lo fuí a ver en tres ocasiones y debemos de reconocer,que guste/ra,o no,es un cantante brillante,que jamás hizo ostentación de su vida privada ni esas cosas que detestas tanto.
    No ví la serie,pero lapalbar DONANTE deja ya mucho en sí misma:donante de órganos,donamte dándose a los demás,donante de tus sonrisas,de tus palabras de tus oidos que escuchen ....
    PAra eso estamos aquí,no?
    Si no es asi,poco sentido tendria la vida.
    Besucos y gracias ¡

    ResponderEliminar
  7. Linda entrada mi querida mujer mirando al mar, una entrada que raya en lo cotidiano y por lo tanto interesante desde los diversos puntos que tratas..
    Claro que es loable ser un donante, permitir vivr a quien lo desea y no puede, quedarse un poquito más en esta vida en el cuerpo de alguien más...
    tambien me encanta lo que has enfatizao al final a nadie le importa su tendencia sexual, si no daña a nadie y en cambio tiene que soportar miles y una cosas de gente que se las lleva de puritanas y demás, habrase visto.
    Un beso en tus mejillas, ven sentemonos a escucharlo
    Cuídate un mundo
    Anny

    ResponderEliminar
  8. Me parece a mí o este hombre anda por los 70 largos!...cómo pasa el tiempo!...entre nos, nunca fui su fan, pero creo que ha hecho una carrera muy respetable.

    un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. No se lo digas a nadie pero... de pequeñito recuerdo cantar en el coche canciones de Raphael jeje se me ha venido ahora a la cabeza leyendo tu entrada.

    Besos!

    ResponderEliminar