domingo, 18 de octubre de 2009

Violinista callejero 3


El sábado por la tarde salí a caminar para estirar las piernas. Bajé andando y después de mirar un par de tiendas volvía por mi calle, cuando escuché tocar al violinista. Me acerqué a saludarlo y de pasó le compré un CD con un montón de canciones interpretadas por él. Me dijo que me sentara que me iba a tocar las melodías que le comenté un día, por fortuna estaba vacío un banco cercano a él. Primero tocó Fascinación, la cual me trajo los recuerdos de aquella cajita de música que una vez puse en mi space. Después fue Noche de ronda, ésta última hacia mucho que no la escuchaba, la verdad es que no pude evitar las lágrimas, era la canción preferida de mi tía, siempre la cantaba. Cuando terminó se lo agradecí con un beso al tiempo que le comentaba los recuerdos que me había traído. Entonces él, me dijo que me entendía muy bien, que adora a las personas mayores y que es muy feliz los sábados por la mañana tocando para los ancianitos. Le pregunté que ancianitos, y me dijo que pensaba que yo sabía que cada sábado va a la Cruz Blanca, donde están recogidos muchos ancianos que no tienen familia, él va y les toca todo su repertorio. En el CD cada canción va dedicada a una de las personas que él conoce, así está el nombre de Magdalena, me contó la historia de ella, una anciana catalana que ya no está entre nosotros, pero que mientras vivió, él siempre le tocaba Que bonita es Barcelona, y a ella se le iluminaba la cara.
Después me habló de una señora ciega que espera impaciente que llegue el sábado y pregunta si ya ha llegado el violinista. En fin, siempre que hablo con él, tengo cosas que contar, no les canso, pero este violinista tiene un corazón que no le cabe en el pecho, y cada vez que hablo con él, de verdad pienso que la vida es bella.
Espero pronto compartir una buena noticia de este violinista encantador.
Buena semana.

12 comentarios:

  1. Espero pronto compartir una buena noticia de este violinista encantador <---- Pues lo has hecho Pepi y lo has contado muy bien!! Es una entrada que desde mi punto de vista es entretenido, nostálgico y propiamente encantador, por la labor que desempeña la persona!!! Me alegra que exista este tipo de gente que su arte, su don que tiene sea para alegrar a los demás :) y hacer un bien :) ... Feliz inicio de semana. Te dejo un fuerte abrazo desde mi isla escondida en el Golfo de México :)

    ResponderEliminar
  2. Se ve que el hombre, además de violinista es buena persona!...qué suerte que aún hayan almas tan sensibles.

    abrazos!

    ResponderEliminar
  3. En la calle ha gente encantadora, y músicos muy buenos!
    Tengo yo por ahí un par de cedeses de algún grupo callejero, y no veas qué bueno!
    Por otro lado, hay muchos artistas salidos de la calle: James Morrison, Jason Mraz...
    Y además, este violinista "tuyo" es un encanto de persona. Qué más quieres?
    Ojala le vaya todo bien!!!


    Un besito


    Lala

    ResponderEliminar
  4. Siempre he creido y pensado q la musica es un gran regalo.

    Feliz Semana. Besitos musicales

    ResponderEliminar
  5. Gracias Pepi, por compartir la música interna que este hombre lleva consigo, la felicidad no se encuentra en el éxito y la fama, en el poder o el dinero, este violinista la comparte con quienes la necesitan, la aprecian y la merecen.
    Yo creo que esta es una excelente noticia compartida.
    Cuídate un mundo mujer
    Anny

    ResponderEliminar
  6. Sí que es emocionante lo que es capaz de hacer y regalar este hombre y todo por hacer sentir bien a las personas mayores. Es de admirar y qué bueno que tú también lo puedas disfrutar y la música te transporte a tantos recuerdos. Muchos besos.

    ResponderEliminar
  7. Sabes? leyéndote pienso que igual todavía no es tarde, que todavía el mundo puede tener solución...y es que la música es más que sonido y las personas más que carne y hueso.
    Un abrazo bien fuerte para tí y para él

    ResponderEliminar
  8. el violinista tiene cosas que contarte...porque tu tienes aun capacidad de escuchar...
    y digo aun...porque poca gente la tiene pepi...
    muchos kieren contar...pocos kieren escucharlos...

    un abrazo reina

    ResponderEliminar
  9. Tras leerte se me llenó el alma de esperanza, aún existen personas asi que respiran bondad. ¡Me encanta! y mira justo se encontraron dos en el mismo sitio....Espero que disfrutes más veces de ese regalo de la vida, haber encontrado un violinista de gran corazón como tú.
    Mil sonrisas.
    ANA

    ResponderEliminar
  10. BUENO TE LEI EN SPACES, Y ME ENCANTO¡¡¡¡
    SOLO TE DEJO BESITOS, YA EL COMENT LO HICE ALLA, Y CON MI BESO UN CARIÑO INMENSO PARA VOS

    ResponderEliminar
  11. Hola querida Pepi ,hacia tiempo que no pasaba por esta casita (que por cierto te ha quedado preciosa).Recuerdo esta entrada del violinista ,creo que la leí en el espce¿me equivoco?.
    Gracias por los comentsrios en las fotos ,te conteste en alguna de ellas ,la verdad es que lo pasamos bien porque estuvimos juntas.Es una pena que no se pueda ir a Canarias en tren..jajajaj,ya sabes la aprensión que tengo al avión.
    Ahh,otra cosa ,diste de pleno con mi personaje,así lo imagine yo,una persona enferma del higado ..
    Bueno que no quiero mezclar aquí las cosas del taller,ya te mandaré un privado.
    un abrazo muy fuerte..isa

    ResponderEliminar
  12. PEPI..al fin volví para arreglar unos asuntillos de plagio.Me encantó tu hermoso Domingo.Millones de besos para tí,tocaya.MJ

    ResponderEliminar