viernes, 9 de abril de 2010

Paz para todos

Mis amigos saben que defiendo al pueblo palestino, lo he comentado otras veces. Con esta entrada no quiero polémicas de ninguna clase, simplemente me gustaría que leyesen el blog de mi amiga Mª Mercé, acaba de venir de Palestina ella y su compañero, el cual hace un resumen de lo que vio durante su estancia en dicha tierra.

Anoche lo leí detenidamente y aparte de la pena que sentí, mi cabeza se llenó de recuerdos de mi infancia. Aquí, en Canarias, hemos convivido diferentes pueblos sin ningún problema. De ellos, de los palestinos, recuerdo sus comercios en la principal calle de las Palmas, junto a tiendas hindúes, gente trabajadora a más no poder. Mi madre compraba todo lo necesario para la casa en sus tiendas, la mayoría se casaron con canarias, sus hijos fueron al colegio con los demás niños, hoy son canarios maravillosos, que viven respetando la memoria de sus padres y la tierra de donde ellos provenían. Estoy en contra de todo acto de violencia, jamás defenderé lo que para mí es indefendible. Pero al ver la foto de la calle donde venden los palestinos, de verdad, el alma se me rompió en mil pedazos, recordé las tiendas de mi niñez, ellos en tierra ajena, eran libres de poner sus comercios, y allí en su propia tierra….. No les digo nada, mejor vean la foto.

Me disculpan que esta semana no visite mucho, intentaré este fin de semana verles a todos, pero llegaron los alisios, y con ellos mis males. Estoy mejor, pero no para tirar cohetes. Buen fin de semana para todos.

El blog de mis amigos. http://africaalcor.blogspot.com

12 comentarios:

  1. Pepi,tiene un regalo en mi casa.
    besos

    ResponderEliminar
  2. Querida Amiga, sinceramente me apena verte con ese dolor que te ha provocado la foto y el relato. Pero no podíamos quedarnos callados.

    Le pedí a Edu que lo escribiera porque seguro que yo no hubiera sabido medir mis palabras.

    Pepi, nos sentimos cerca de tí y de tu dolor.

    Un beso muy fuerte.

    ResponderEliminar
  3. He leído a tus amigos.

    El poderoso siempre quiere más poder.
    Es como un vicio, no se conforma, y si hay que pasar por la violencia, se pasa!
    Así son las cosas, y nadie es capaz de meter mano...¿?
    Por qué no puede haber amor en esa tierra de dioses???
    Es incomprensible.


    Un besito


    Lala

    ResponderEliminar
  4. son pueblos de tanta lucha¡¡¡¡¡¡ yo tampoco soy amiga de la violencia, para nadda¡¡ y la verdad, qeu vi esas fotos yme dejaron sin palabras¡¡¡
    Pepi, te dejo un fuerte abrazo¡¡¡ buen fin de semana

    ResponderEliminar
  5. Acabo de entrar en el blog de tus amigos, y es vergonzoso lo que pasa en Israel.


    Besos!

    ResponderEliminar
  6. David, gracias por tu comentario en mi blog.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  7. Muy realista la cronica... gracias por descubrirnos una vivencia tan especial!!!

    mua

    ResponderEliminar
  8. Ya he pasado por allí y dejado mi parecer. Es muy útil compartir las experiencias de quienes han tenido la fortuna de viajar para elaborar nuestras propias opiniones.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Hay cosas que duelen... que molestan a los ojos,
    que desangran la mirada... (vi el blog del link que dejaste)

    Sigo aprendiendo.
    Un beso y un abrazo mi MC.
    Estoy cansada y agotada mentalmente.
    (me aburre mi mente)

    Espero recuperar energía...

    Te me cuidas mucho mucho!

    smuaks!

    nuiT.·*

    ResponderEliminar
  10. Hola Pepi,pase a leerte y antes de dejarte un comentario he visitado el blog de M Mercé...que decirte..es dificil explicar con palabras lo que se siente al ver las imagenes.Creo como tú que no todo el pueblo judio es igual,como en su tiempo no lo fue el aleman,ni en nuestro propio pais estamos es acuerdo con ciertas cosas.Sé que esto no es comparable,por que lo que tratan es de masacrar a un pueblo con todos los derechos..

    Te dejo mi abrazo ..isa

    ResponderEliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  12. EL insulto más grande es seguir viendo cómo la avaricia de unos pocos hace perecer a millones de ellos.
    Soy pacifista,sin embargo,¿ acaso tienen otra forma de defenderse?No,no es la solucion,pero imagino a mi familia en su mundo(como tus recuerdos)y no puedo hacer un juicio objetivo.
    Besos y precioso blog
    Agua

    ResponderEliminar