sábado, 8 de octubre de 2011

Desapego (o quitar cosas, je, je)

Me van a tener que volver a disculpar, llevo una semana trabajando el desapego, je, je, y no se imaginan lo que cuesta, claro que cuando uno hace “limpieza”, al final ya las manos se animan y van solas eliminando cosas, de todas formas, algunas las dejo para volver a revisar en una segunda vuelta, les aseguro que no tengo para nada apego a lo material, sé perfectamente que vine sin nada, y de la misma forma me iré, lo que ocurre es que a mí me amarran los sentimientos, me duele desprenderme de algo que me regalaron, me siento mal por esa persona, y si ya no se encuentra entre nosotros, peor, pero la casa no crece, y los detalles sí, así que ando seleccionando y repasando toda la semana. A decir verdad, mi casa de minimalista, tiene bien poco, pero tengo que conseguir que se asemeje un poquito a ese estilo, creo que después de ver casualmente la casa de Sara Montiel, me entró la fiebre de eliminar, fue de la impresión que tuve.

Buen fin de semana, sean moderadamente felices y disfruten lo que queda de buen tiempo.

11 comentarios:

  1. Lo grande es saber desprenderse de lo material.Sin embargo, recuerdos de seres queridos y que ya no están, parece que se nos parte el corazón,verdad?
    Sí,yo también guardo.Son mis apegos sentimentales,y creo que no daña.LO que daña es atesorar bienes materiales por el hecho de tener cada vez más.
    Me siento bien cuando doy algo que me gusta mucho.Al fin y al cabo,solo son "cosas".
    Besucos y sigue dsfrutando del calor ,que queda ya muy poquito.
    Besucos

    ResponderEliminar
  2. es el otoño, que anima a "quitar una capa de cebolla " de nuestra vida
    Y es que no podemos llevar tanta carga sobre las espaldas, tanta que a veces duele
    Yo también hare lo mismo Pepi, comenzaré este octubre a eliminar

    ResponderEliminar
  3. Hola Pepi
    Bien me vendría seguir tus pasos, guardo muchas cosas y como bien decís la casa no crece para guardar todo eso.
    Un beso grande, buen fin de semana,
    Sandra

    ResponderEliminar
  4. Desprendernos de algo material que nos pertenece, algo nos cuesta. Desprendernos de lo que representa, de lo que motivó que esté en nuestras vidas eso es muy dificil, tal vez imposible. Sería tanto como perder parte de nuestra historia, parte de nosotros mismos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. es importantisimo eliminar cosas...
    no te imaginas el problema que tengo yo en mi casa para poder hacerlo...
    comparto la vida con una persona....que tiene una especie de simdrome de diogenes ( no tan exagerado)...pero le cuesta deshacerse de todo..
    no te imaginas como me desaspera...todo lo tengo que tirar a escondidas...
    una botella de cerveza que sea un poco rara... o de un color diferente...
    un libro o revista vieja que encuentre en alguna parte (aunke jamas lee...le cuesta leer)...
    solo te diré...que en mayo cambiamos de colchon...(1,50 x 1,90)... y se empeño en guardar el viejo en la buhardilla...
    que casi lo ocupa entera.....
    en fin...
    mejor no me acuerdo...porque me desquicio de los nervios...



    un abrazo pepi

    ResponderEliminar
  6. mmm bueno no sé, yo con bolsa de basura en la mano soy terrorífica jajaja (bueno que no todo lo tiro, conozco y hago uso tb de la técnica del reciclaje XD). Hace bien poco comprobé con que mínima cantidad por no decir casi ninguna cosa material te apañas cuando llegan los cambios. Pero luego no me lo aplico a mí misma, dentro lo llevo todo y todo... a montones, jajaja.
    Un besote mami y buen fin de semana tb para tí (y que este año no tenga yo otoño jajajaja)

    ResponderEliminar
  7. Es un buen ejercicio deshacerse de cosas que no utilizamos aunque difícil. Personalmente siempre encuentro alguna razón para guardar algunas cosas.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Uffff y el que te lee tambien tiene que hacer un buen de quehacer jaja !! No se ni por donde voy a empezar :)

    ResponderEliminar
  9. Ay mi Pepi, como que nos agarro la misma fiebre, jaja, yo voy de cuarto en cuarto diciendo, no esto ya no mas, luego entro al mio y digo san se acabo, jaja, claro que cuesta pero como bien dices la casa no crece y lo que debe perseverar es el recuerdo, habra quien te brinde una sonrisonona al ver lo que le estas prodigando, cargadito de sentimientos1
    Un beso mujer mirando al mar, sabes bien que te quieero verdad?
    Anny

    ResponderEliminar
  10. Pues a cualquiera no le entra un yuyu viendo la casa de Sara Montiel, tan barroca y tan llena de esperpentos,un castillo en pleno piso,ajjaja
    Tu tira lo quer no te aporta nada a tu vida, aunque es muy difícil desprenderse de ciertas cosas materiales,besos Pepi¡

    ResponderEliminar
  11. imagina esto, pepi...imagina que las cosas que nos llevan a una serie de gente no son más que eso, que recuerdos...por lo tanto, si esas cosas, en vez deacumularlas, simplemente las recordaras, el volumen que ocuparían sería ínimo. y si no tienes capacidad para ello, pues vas y te compras un cuaderno y las vas anotando ahí...jajaja
    medio beso, pepi.

    ResponderEliminar