sábado, 22 de octubre de 2011

Aquellos años en Fernando Póo



Hay un lugar en este mundo lleno de sitios hermosos, del que no se puede describir con palabras las sensaciones que produce al encontrarlo. Y no sólo la primera vez, sino todas aquellas en las que uno llega allí; quizás, los sentimientos al verlo, se avivan, en vez de acostumbrarse, de apagarse.

Dicen que todos nacimos en África, que de allí provenimos. ¿Y no será que en esa tierra cálida y misteriosa, todavía hay una voz que llama a sus hijos? ¿Y que los que tuvimos la fortuna de pisar un día nuestra cuna ancestral, ya no podemos olvidarla?

Autora. Francisca Gracián Galbeño

Así empieza el preámbulo de Aquellos años en Fernando Póo, el libro que el pasado jueves presentó mi querida amiga Francis. Creo que no me importaría copiarlo entero, tal es la belleza que encierran sus paginas, he tenido la inmensa suerte de leer este libro, según ella lo fue escribiendo, son sus memorias de niñez y adolescencia, la cual transcurrió en dicho lugar. Los fines de semana, los pasaba deseando que llegara el lunes, ya que entonces ella me entregaba los folios que había escrito en esos días, lo leí, por “entregas” eso se lo escuché a mi madre, la cual me contaba que de joven, se vendían unas novelas finitas, en la cual al final había siempre un, continuará, y a ella se le hacía la semana interminable, esperando la siguiente entrega. Es un libro en donde narra los bellos recuerdos que guarda en su corazón, y ya saben ustedes, que lo que allí se guarda, a la fuerza tiene que ser bueno.

No se imaginan como me gustaría que todos estuvieran más cerquita para que pudieran disfrutar de su lectura. Les dejo la foto de la portada, otra donde estamos las dos y una de la mesa, donde tuve el enorme privilegio de estar a su lado y leer uno de sus bellos capítulos.

Como ya es tarde, buen domingo y mejor semana.

PD. Lamento la colocación de las fotos.

13 comentarios:

  1. tiene suerte tu amiga de tenerte a ti apra dar a conocer su obra...
    ojala algun dia pueda leerlo...
    abrazos pepi..¡¡¡

    ResponderEliminar
  2. somos de donde nacemos, sea cual sea el color de nuestra piel, nuestro idioma y nuestra cultura. No pudimos seguir siendo españoles en Africa, ahora el pueblo llano, lo lamenta

    ResponderEliminar
  3. Que disfrute de día Pepi. Un lujo ir leyendo por entregas y de la mano de la autora.
    Felicidades a las dos.

    ResponderEliminar
  4. Creo que a mí tampoco me importaría leerlo entero : ) y menudo privilegio, capítulo a capítulo de la mano creadora... Un abrazo para las dos.
    ps: estás preciosa mami : )
    Un mar de besotes y buen comienzo de semana

    ResponderEliminar
  5. YA puedo entrar amiguca.TAmbién en el de Shao
    ENcontré por los foros el problema.
    COmo te dije ,me parece estupendo compartir experiencias con tu amiga desde hace tiempo y si escribe tan bonito,entonces sea bienvenido!
    Feicdades a las dos. Me gustan los relatos sobre la infancia o juventud vista a través de unos ojos limpios.
    Besucos

    ResponderEliminar
  6. Qué buena oportunidad has tenido! como lectora privilegiada y amiga has de estar muy orgullosa!

    Una brazo.

    ResponderEliminar
  7. Hola, preciosas letras van desnudando integralmente y puramente la belleza de este blog, si te gusta la palabra elegida, la poesía,te invito al mio,será un placer,es
    http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
    gracias, buen día, besos de aire..

    ResponderEliminar
  8. Qué lindo tu sitio, y muy linda entrada :)
    Fue una noche mágica, ¡qué subidón en el corazón ver tanta gente entrañable y compartir las lecturas, la música...
    Un abrazo fuerte ;)

    ResponderEliminar
  9. Pepi, me cautivan todos los libros que narran historias vividas en África, tienen algo mágico. Has sido una privilegiada al ir leyendo el libro calentito, recién horneado. Estás muy guapa en la foto, se te ve muy bien.
    Ya me contarás como se te han dado los panellets. Que sepas que escaldo las almendras porque las traigo del pueblo, de un par de almendros que tenemos en la huerta. Ya los tengo en bandejitas para repartir entre la familia.
    Cuídate mucho
    Besos

    ResponderEliminar
  10. me parece muy bonito que hayas podido disfrutar de ese momento con tu amiga!! felicidades a las dos

    ResponderEliminar
  11. Hola Pepi,regreso ligero de equipaje a tu hermosa casa, aquí me quedo, muy agradecido, pasa buen día, besos dulces...

    ResponderEliminar
  12. Qué pena que no puede ir Pepi, me hubiera gustado mucho pero ese mismo día tenía una conferencia en el archivo provincial, me alegro de que todo haya ido bien y se ve que estuvo muy bien arropada, muy interesante el tema, a ver si me hago con el libro, un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Uno siente como si fueran suyos los momentos de felicidad de los amigos. Si además, como en este caso, has vivido de cerca la creación de esa obra, de ese hijo presentado en sociedad por tu amiga, el sentimiento se torna más intenso. Felicidades a ambas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar